Confieso que aunque no debería, no dejo de pensar en la posibilidad.